El Alfa Romeo 159 Alfetta fue el sucesor del 158 Alfetta, un monoplaza al estilo voiturette que anteriormente había ganado multitud de Grandes Premios entre 1938 y 1950, incluida la primera temporada del Campeonato del mundo de Formula 1 a manos de Guiseppe Farina, primer campeón del mundo de Formula 1.

Al igual que el 158, el 159 fue diseñado por el equipo de Gioacchino Colombo. Tuvo la difícil misión de luchar por las victorias del reciente campeonato frente a los monoplazas de Enzo Ferrari. Enzo Ferrari fundó su propia marca en 1939 tras abandonar la división deportiva Alfa Corse. En 1947 creó su primer monoplaza y desde entonces plantó cara a su antigua escudería.

Alfa Romeo 159 - 2

El Alfa Romeo 159 Alfetta montaba el mismo motor que su predecesor, siguiendo la misma línea de diseño al estilo voiturette, una designación francesa que se refería a los ligeros monoplazas de pequeña cilindrada. El 159 montaba un bloque de aleación de aluminio de ocho cilindros en línea con una pequeña cilindrada de 1.5 litros. La culta, al igual que el bloque, era de aluminio, formada por un árbol de levas en cabeza con dos válvulas por cilindro, haciendo un total de dieciséis.

A un lado de la culata, en la admisión, iba montado un supercargador de dos fases -gemelo- que, gracias a una rica mezcla de gasolina, producía una potencia máxima de alrededor de 425 CV a un régimen de 9.300 RPM. Tan rica era la mezcla de gasolina que el consumo quedó estimado en 288 litros cada 100 kilómetros, frente a los 28 litros del Talbot-Lago T26C-DA.

Alfa Romeo 159 - 3

El giro del cigüeñal se transmitía a la caja de cambios manual de cuatro velocidades, montada en posición transaxle, a través de un eje de transmisión que obligaba a colocar el asiento del piloto en una posición muy baja, mejorando el centro de gravedad.

El conjunto de la mecánica estaba montado en un chasis tubular de acero rematado con planchas de aleación de aluminio. A su vez, todo el conjunto se encontraba suspendido a través de una geometría de suspensión formada por brazos de enlace oscilantes y unos amortiguadores hidráulicos en cada una de las cuatro ruedas. A su vez, el eje delantero contaba con una ballesta transversal a modo de suspensión, mientras que el trasero montaba un eje De Dion. El sistema de frenos estaba formado por unos tambores de freno actuados hidráulicamente mediante un pedal.

Alfa Romeo 159 - 4

El Alfa Romeo 159 ‘Alfetta’ debutó con el comienzo de la segunda temporada del Campeonato de Formula 1, la de 1951. Y como no podía ser de otro modo para el equipo ganador –aunque el campeonato de constructores no comenzó hasta 1959-, comenzaron la temporada con una victoria.

Fue en el Gran Premio de Suiza, en el peligroso circuito de Bremgarten, donde el argentino Juan Manuel Fangio partió desde la pole position. La carrera partió con lluvia, donde Fangio se mostró intratable y no cometió ningún error durante la prueba. Piero Taruffi, con el Ferrari, y Guiseppe Farina, con el Alfa Romeo, tomaron la mala decisión de no cambiar las ruedas a lo largo de la carrera. Una mala decisión que dejo a Fangio con una fácil victoria a casi un minuto de Taruffi.

Alfa Romeo 159 - 5

La segunda prueba de la temporada fue la Indy 500, donde excepto los americanos, los compitió nadie más, por lo que la victoria fue para Lee Wallard con el Kurtis Kraft.

Alfa Romeo continuó con su racha de victorias, haciéndose con los triunfos de los dos Grandes Premios siguientes, los de Bélgica y Francia, en Spa-Francorchamps y Reims respectivamente. Sin embargo, a Fangio se le atragantó el primero de ellos, donde con un nuevo sistema de suspensión y de anclaje de ruedas perdió 14 minutos en la parada en boxes debido a que la rueda quedó atascada. Giuseppe ‘Nino’ Farina aprovechó la ocasión para marcarse su primera victoria de la temporada, por delante de los Ferrari 375 de Alberto Ascari y Luigi Villoresi, quienes cerraron el podio.

En el Gran Premio de Francia, Juan Manuel Fangio, que lideraba la prueba, tuvo que cambiar su 159 Alfetta por el de Luigi Fagioli. Durante los primeros años del campeonato, la normativa permitía que los pilotos de un mismo equipo intercambiasen sus monturas, y así pasó con Fangio, que tras fallarle el motor de su Alfa decidió intercambiar su montura por la de Fagioli. Gracias a este movimiento pudo ganar la carrera frente a los Ferrari de Ascari y Luigi Villoresi, con Farina terminando quinto.

Alfa Romeo 159 - 6

Los tres Grandes Premios siguientes, Gran Bretaña, Alemania e Italia, fueron a parar a los monoplazas fabricados por Enzo Ferrari. El primero de ellos fue ganado por el argentino José Froilán González, mientras que los dos siguientes fueron para el italiano Ascari. Con este movimiento por parte de Ferrari quedó el campeonato abierto hasta el final, quedando solo por disputarse el Gran Premio de España en el circuito de Pedralbes.

Ascari lideró la prueba desde el comienzo. González, que enseguida se colocó tras su compañero de equipo, calló hasta la quinta posición al final de la primera vuelta, precedido de los Alfa Romeo 159 Alfetta de Farina, Fangio y Felice Bonetto. Fangio pasó rápidamente a Farina y adelantó a Ascari en la cuarta vuelta, liderando la prueba desde entonces. Los Ferrari 375 se vinieron abajo en la clasificación por un error en la elección de las ruedas, montando unas de menor diámetro que enseguida gastaron su agarre. Para cuando lo resolvieron, estaban ya a dos vueltas de diferencia.

El argentino Juan Manuel Fangio ganó su primer campeonato de pilotos de Formula 1, siendo el segundo en conseguirlo desde el comienzo del campeonato. El primero de cinco que conseguiría a lo largo de su carrera deportiva

Alfa Romeo 159 - 7

Para 1952, sabiendo que el Alfa Romeo 159 Alfetta no sería competitivo debido a las nuevas normativas, comenzaron a desarrollar el Alfa Romeo 160 con motor de 2.5 litros de cilindrada. Sin embargo, tras no conseguir el apoyo financiero del gobierno, Alfa Romeo se vio obligaba a abandonar el Campeonato del mundo de Formula 1. Otros equipos también se vieron fuera del campeonato por motivos económicos, lo que obligó a los organizadores a incorporar los Formula 2 a sus parrillas.

Si unimos las dos monturas como una sola bajo la denominación no oficial de ‘Alfetta’, lo que podría hacerse ya que básicamente eran el mismo monoplaza pero con una diferente denominación tras aumentar su potencia y cambiar el eje trasero, deja su palmarés con un total de 33 victorias a lo largo de 15 años de historia automovilística, envuelta además por la Segunda Guerra Mundial. Y como curiosidad, 26 de las 33 victorias conseguidas fueron ininterrumpidas.

Alfa Romeo 159 - 8

Ficha técnica - Alfa Romeo 159