El Aston Martin AMR-One fue un prototipo perteneciente a la categoría LMP1 de Le Mans. Fue diseñado y fabricado por la división deportiva de la marca británica, Aston Martin Racing, y Prodrive, con quienes habían participado en conjunto en los exitosos programas deportivos de los DBR9, DBRS9, Lola B08/60, Lola B09/60 y Lola B10/60.

Aston Martin AMR-ONE - 2

Para la temporada 2011, el ACO y la FIA decidieron modificar el reglamento de la categoría LMP1, dejando al enorme propulsor gasolina atmosférico V12 6.0 del Lola-Aston Martin B09/60 inservible. La nueva reglamentación marcaba un cubicaje en los motores de gasolina atmosféricos de 3.4 litros, 2 litros para los gasolina turboalimentados y 2 litros para los turbodiésel. Fue así como nació la idea de crear un nuevo prototipo, partiendo desde cero, en el que colocar el nuevo motor.

Si bien lo normal habría sido desarrollar un propulsor V8 e incluso un cuatro cilindros turboalimentado, Aston Martin asombró al mundo al presentar un motor de 2 litros de cilindrada con sus cilindros colocados en línea. Una locura para los estándares del automovilismo de resistencia. Y para complicar aún más las cosas, el proyecto no recibió luz verde hasta finales del año 2010, lo que dejaba un escaso espacio de tiempo para desarrollar el prototipo y el motor.

Aston Martin AMR-ONE - 3

El desarrollo se llevó a cabo con las últimas tecnologías e incluso se llegaron a imprimir piezas mediante impresores 3D para montarlas en las maquetas. El resultado final no fue la panacea estética. Con un morro elevado, permitía unas enormes entradas de aire en la parte frontal que permitían un buen flujo de aire que se dirigía directamente hacia los radiadores de agua, colocados en los laterales del vehículo. El aire caliente del motor era conducido a través de los escapes hacia las ruedas traseras. El sistema de suspensión fue más ‘convencional’. Estaba formado por brazos oscilantes dobles, amortiguadores tipo push-rod y un tercer amortiguador para ambos extremos.

En cuanto al motor, fabricado en aluminio, finalmente declaró una cifra de potencia aproximada de 540CV, lo que daba una increíble cifra de 270CV/litro. Para entregar esta potencia a los neumáticos del tren trasero se montaba una caja de cambios secuencial de seis velocidades firmada por la marca especializada Xtrac.

Aston Martin AMR-ONE - 4

Aston Martin AMR-ONE - 5

Finalmente, el Aston Martin AMR-One fue presentado en público en marzo de 2011, apenas seis meses después del inicio del proyecto. Como pilotos oficiales de ambos chasis se contó con Stefan Mücke, Darren Turner, Adrián Fernández, Harold Primat y Andy Meyrick.

La primera prueba real tuvo lugar en las 6 horas de Le Castellet, Paul Ricard, donde marcaron un desastroso tiempo en la sesión clasificatorio de 1:52:267 -6 segundos por vuelta más lentos que los ritmos de cabeza-, no clasificando para la carrera.

El desastre continuó en los test de abril previos a las 24 horas de Le Mans. Ambos chasis duraron exactamente 12 vueltas debido a problemas mecánicos en el grupo propulsor. Estos problemas llevaron a Aston Martin Racing a no presentarse a la siguiente cita de los 1.000km de Spa Francorchamps y así preparar los coches para Le Mans.

Aston Martin AMR-ONE - 6

Pero por desgracia, en Le Mans no cambiaron las cosas. El chasis con el dorsal #009 aguantó tan solo dos vueltas al trazado francés, mientras que el #007 duró cuatro. Tras cuatro horas en el garaje intentando solucionar los problemas, Aston Martin Racing se retiró.

Aston Martin AMR-ONE - 7

La temporada continuó avanzando y Aston Martin Racing no se presentaba a las pruebas del campeonato Le Mans Series. Finalmente, tras varios intentos de desarrollo, se decidió por volver a utilizar el Lola B09/60, más rápido y fiable que el AMR-One.

Uno de los chasis del AMR-One fue vendido a Deltawing, mientras que el otro fue vendido a Pescarolo para desarrollar el Pescarolo 03 LMP1.

Ficha técnica - Aston Martin AMR-ONE