El Aston Martin DBR4 nació en 1957 debido a los buenos resultados obtenidos por Aston Martin en las carreras de resistencias durante los años 50. Pero no fue hasta el Gran Premio de Holanda cuando se le vio competir contra otros monoplazas de forma oficial, el mismo año en que Aston Martin ganó las 24 horas de Le Mans con el DBR1.

El DBR4 fue diseñado por Ted Cutting para la marca inglesa y contaba con un motor de seis cilindros en línea, que con una cilindrada de 2.4 litros, tres carburadores Webber y dos válvulas por cilindro, rendía una potencia máxima de 280 CV a un régimen de revoluciones de 7.800 RPM. El motor era similar al utilizado por sus hermanos en las carreras de resistencia, pero pasó de 3.7 litros a 2.4 litros. La caja de cambios que transmitía esta potencia a la ruedas era de origen David Brown y contaba con cinco velocidades con cambio manual.
Aston Martin DBR4 - 1

El chasis estaba fabricado mediante tubos de acero, formando una estructura tridimensional que aportaba gran rigidez. En cuanto a la aerodinámica, aún era una ciencia joven, pero ya había equipos de Formula 1 que empezaban a utilizar túneles de viento para aprovechar la fuerza generada por el aire. Este no fue el caso de Aston Martin. Si bien la carrocería tenía una forma armoniosa y que con una buena forma aerodinámica, lo estropearon todo al incorporar la gran toma de aire que se encontraba sobre el capó, además del enorme parabrisas colocado casi en vertical.

Aston Martin DBR4 - 2

Otro de sus hándicaps fue el sistema de suspensión. Mientras que sus rivales montaban ya suspensiones independientes, el DBR4 montaba en su tren trasero un eje De Dion, lo que le daba una peor tracción y agarre con respecto al resto de monoplazas. Para frenar el monoplaza contaba con frenos de discos fabricados por la empresa Girling.

Aston Martin DBR4 - 3

El Aston Martin DBR4 fue presentado al público en abril de 1959, haciendo su debut el 2 de mayo del mismo año en la prueba BRDC International Trophy en el circuito de Silverstone. Una prueba no puntuable en la que por entonces los inscritos podían ser tanto monoplazas de Formula 1 como de Formula 2.

Aston Martin se inscribió con dos DBR4, uno para Roy Salvadori y otro para Carroll Shelby, ambos pilotos oficiales del equipo que estarían presentes durante la temporada del equipo inglés en la Formula 1.
Mientras que Shelby sufrió un fallo con la bomba de aceite y no pudo terminar la carrera, Salvadori cruzó la meta en segundo, lugar por detrás del rapidísimo Cooper-Climax de Jack Brabham.

Pero no todo fue tan bonito para Aston Martin. Si bien esta primera prueba había dejado al fabricante como un duro rival a tener en cuenta, su paso por la Formula 1 fue muy diferente.

Aston Martin DBR4 - 4

El 31 de mayo de 1959 tuvo lugar el debut en una prueba oficial. Durante la clasificación, ambos monoplazas no tuvieron el ritmo que se esperaba y solo Salvadori pudo entrar en el TOP10, siendo décimo.  Durante la carrera los dos monoplazas sucumbieron a problemas mecánicos y ninguno pudo terminar.

Entre los nuevos retrasos imprevistos y las prioridades que tenía el fabricante inglés por las carreras de resistencia, hicieron que los DBR4 solo participasen en otros tres Grandes Premios. En ninguno de ellos consiguieron un punto, siendo las mejores posiciones las sextas posiciones de los GP de Gran Bretaña y Portugal, ambas posiciones conseguidas por Roy Salvadori.

Aston Martin DBR4 - 5

En 1960 fue dada una nueva oportunidad para el Aston Martin DBR4. Fue de nuevo en la prueba no puntuable para el campeonato, la BRDC International Trophy del circuito de Silverstone. Pero las cosas no fueron tan bien como en el año anterior. Roy Salvadori quedó fuera de carrera y Shelby cruzó la línea de meta en décima posición.
En el Gran Premio De Holanda del mismo año, Salvadori volvió a competir con el monoplaza antes de la llegada del nuevo DBR5. Sin embargo, no pudo tomar la salida por problemas económicos de Aston Martin.

Aston Martin DBR4 - 6

Su carrera en la Formula 1 había terminado. Uno de los DBR4 fue vendido a los pilotos australianos Lex Davison y Bib Stillwell, quienes cambiaron el motor por uno de 3.0 litros y participaron en los campeonatos nacionales de Australia y Nueva Zelanda. Con este nuevo motor rindió mejor de lo esperado, terminando en segundo lugar en el Gran Premio de Australia de 1960.

Ficha técnica - Aston Martin DBR4