El Aston Martin DP215 fue el tercer vehículo fabricado por la marca británica para participar en las 24 horas de Le Mans de 1963, junto con el DP214. Al igual que este, era sucesor del anterior DP212. Ambos eran similares, con la salvedad de que el DP215 era ligeramente más ligero y montaba un motor de mayor cilindrada, para optar a la victoria absoluta de Le Mans. El Aston Martin DP214, en cambio, competía en la categoría GT.

Aston Martin DP215 - 2

El Aston Martin DP215 montaba un motor de seis cilindros en línea con cuatro litros de cilindrada, montado en la parte delantera del chasis. Rendía una potencia máxima de 327CV a 6.000RPM gracias al sistema de admisión que contaba con tres carburadores Weber 50 DCO de doble cuerpo. Para transmitir esta potencia a las ruedas traseras se contaba con una caja de cambios de cinco velocidades fabricada por David Brown, la SG537 que montó previamente el Aston Martin DBR1.

El chasis estaba formado por un entramado de tubos de acero con paneles de aleación de magnesio y aluminio, con lo que se conseguía un contenido peso de 1.007 kilogramos en vacío, con la mecánica y fluidos ya montados sobre el chasis. La carrocería sufrió un ligero cambio con respecto al DP214, pues el capó era escasos milímetros más bajo debido al uso de diferente motor.

Como sistema de suspensión delantera contaba con brazos transversales desiguales con muelles helicoidales, mientras que la trasera era independiente con diseño de doble horquilla. En cuanto al sistema de frenada, quedaba asegurada gracias al montaje de discos ventilados en las cuatro ruedas.

Aston Martin DP215 - 3

En un principio pensado para debutar en las 12 horas de Sebring de 1963, finalmente hizo su debut en las 24 horas de Le Mans del mismo año. Debido a que solo se fabricó uno de los DP215, este estuvo pilotado por Phil Hill y Lucien Bianchi. Aston Martin se inscribió, por tanto, con dos DP214 y solo un DP215. Durante la sesión clasificatoria marcó un 3:52:000, con lo que le colocaba en el cuarto puesto para la carrera, detrás de los Ferrari 330 TRI/LM y los Ferrari 250P.

Aston Martin DP215 - 4

Durante la carrera los planes eran mantenerse a cola de los Ferrari para aprovecharse de los errores que estos cometiesen y de los posibles fallos mecánicos de las mecánicas italianas. Sin embargo, mientras que el Aston Martin DP215 rodaba a un ritmo contenido, perdió la posición contra un Maserati Tipo 151/2. Pasadas tres horas de carrera, 29 vueltas, llegó lo inevitable. La transmisión falló y se rompió la caja de cambios, por lo que el DP215 decía adiós a la carrera. La rotura fue debida al par que se transmitía a la caja de cambios. Esta no soportaba estas cifras, por lo que se acabaron partiendo los dientes de los engranajes y con ellos el gripaje de la transmisión.

 Aston Martin DP215 - 5

Tras las 24 horas de Le Mans, Aston Martin volvió a tomar parte en una prueba de resistencia, las 12 horas de Reims. Allí, el DP215 fue pilotado por Jo Schlesser, quien a priori no contaba con ningún rival serio a batir. La carrera debería haber sido un paseo. Sin embargo, la caja de cambios volvió a ser la detonante de la derrota. Si bien esta no fue la que se rompió, si provocó que las válvulas se doblasen debido a la dificultad por engranar las marchas y subir constantemente las revoluciones del motor. El calor generado en las cámaras de combustión del motor provocó la flexión de las válvulas de admisión y escape, gripando el motor.

Aston Martin DP215 - 6

Aston Martin, viendo estos resultados, cerró el proyecto a favor del DP214. Pero la historia del DP215 no acaba aun aquí. Mientras el vehículo era transportado por la carretera, un accidente provocó el completo destrozó de la mecánica. Estos restos fueron posteriormente vendidos por precio de desguace a Malcolm Calvert, quien se dedicó a restaurarlo. Tras una mala restauración, con problemas mecánicos y con el chasis aun deformado, fue subastado a Nigel Dawes en 1978. Tras una restauración que duró once años -hasta 1991-, mucho dinero invertido, y numerosas apariciones en concursos de elegancia y reuniones, fue nuevamente comprado por un nuevo adquisidor, Anthony J. Smith. Desde entonces ha pasado por numerosas manos y ha sido visto en varias competiciones de históricos, incluyendo el desfile sucesor a las 24 horas de Le Mans y en el Festival de la velocidad de Goodwood.

Ficha técnica - Aston Martin DP215