Aunque la marca de los 4 aros había disputado la carrera de las 24 Horas de Le Mans con anterioridad, lo cierto es que en 1999 sería el primer año que lo hiciese bajo el nombre de Audi.

Fué en 1963, cuando un vehículo de la marca CD, equipado con un motor DKW Manzel, tomó la salida en las 24 Horas. Este vehículo, de carrocería plateada decorada con la banda tricolor (rojo, amarillo y negro) que caracterizaba la bandera alemana, fue inscrito por Auto Union y, por lo tanto, lucía sobre su morro los mismos cuatro aros que ahora luce Audi.

Audi R8C - 2

Con la llegada del campeonato americano de la American Le Mans Series, que prometía un jugoso campo de batalla en el que darse a conocer en el mercado norteamericano, Audi anunció en 1998 sus planes de competir en 1999 con un LM-P abierto llamado R8R.
Se optó por un prototipo de techo abierto de tipo roadster, ya que permitía utilizar neumáticos más anchos y con un peso total menor. La empresa encargada de realizar la carrocería fue Dallara, y el equipo Joest Racing fue quien se encargó del desarrollo.

Audi R8C - 3

Durante el otoño de 1998, la homologación vigente en la categoría GT1 se cambió y paso a ser LM-GTP, debido a que estos GT cerrados superaban en velocidad, y también en victorias, a los por entonces prototipos abiertos de la categoría LM-P.

La ventaja de estos prototipos cerrados (LM-GTP) frente a los prototipos abiertos (LM-P) radicaba en restrictores de aire más grandes, los cuales permitían mayor flujo de aire en la mezcla aire-gasolina y por tanto mayor potencia.
Para solucionar esta ventaja se limitaron a los vehículos de esta categoría al uso de unos neumáticos más pequeños y al uso de tanques de combustibles de menor tamaño.

Audi, consciente de la superioridad de estos vehículos en las temporadas anteriores, diseñó también un prototipo que usase la misma base que la versión R8R, pero que se adaptase a las normas de la categoría LM-GTP. Así nació el llamado R8C, básicamente un R8R con techo duro.

Audi R8C - 4

El R8C fue desarrollado por Audi junto con la empresa Racing Technology Norfolk, quien se encargó del diseño y la fabricación.

Montaba el mismo motor que su hermano, el R8R. Un V8 de 3,6 litros y que entregaba una potencia por encima de los 600CV. Sin embargo, aerodinámicamente eran diferentes.
En el Audi R8R se colocaron tomas de aire en la parte frontal del vehículo, mientras que en el Audi R8C la mayoría de entradas y salidas de aire se colocaron en los laterales.
Otra de las diferencias con respecto al R8R radicaba en los pasos de ruedas más estrechos y neumáticos de menor medida, como obligaban las restricciones de la categoría LM-GTP.
Copiando la idea de Toyota en su GT-One, se abrieron los pasos de rueda interiores de la parte delantera, permitiendo que el aire no quedase atrapado en los huecos de las ruedas y consiguiendo una mejor refrigeración de los frenos.

Audi R8C - 5

Para conseguir que el R8C llegase a la altura mínima permitida por el ACO, se colocaron dos jorobas en la parte superior, que a su vez permitían canalizar el aire y así conseguir que llegase mayor cantidad de aire al alerón trasero.

Audi R8C - 6

Tras un periodo de pruebas en el que Audi puso a punto sus prototipos R8R, las 12 horas de Sebring serían el punto de partida en el que se medirían con sus contrincantes.

Dos fueron los vehículos que Audi puso sobre la pista.
El R8R con el dorsal 77 y pilotado por Michele Alboreto, Rinaldo Capello y Stefan Johanson.
Y el R8C con el dorsal 78 y pilotado por Perry McCarthy, Frank Biela y Emanuele Pirro.

Gestionados bajo el equipo Audi Sport Team Joest, tuvieron dificultades en las rondas de clasificación, consiguiendo un 11º y 12º puesto de cara a la carrera del domingo.

Por suerte para Audi, durante la carrera mostraron una buena fiabilidad mecánica y pudieron recuperar posiciones, terminando finalmente tras 12 horas de carrera en 3ª y 5ª posición. Obteniendo el podio el equipo formado por Michele Alboreto, Rinaldo Capello y Stefan Johanson.

Audi R8C - 7

Ya en Le Mans, los R8C se unieron a los test previos de Mayo junto con los ya probados R8R. Por lo que la plantilla de cara a las 24 horas de Le Mans quedaba de la siguiente manera:

  • # 7 Audi Sport Team Joest – Audi R8R – Michele Alboreto, Rinaldo Capello, Laurent Aïello.
  • # 8 Audi Sport Team Joest – Audi R8R – Frank Biela, Didier Theys, Emanuele Pirro.
  • # 9 Audi Sport UK ltd. – Audi R8C – Stefan Johanson, Stéphane Ortelli, Christian Abt.
  • # 10 Audi Sport UK ltd. – Audi R8C – James Weaver, Andy Wallace, Perry McCarthy.

Audi R8C - 8

Los retrasos acontecidos en el desarrollo de los Audi R8C tuvieron consecuencias negativas que se hicieron presentes en los test de Mayo. Eran más rápidos en las rectas que la variante R8R, de hecho llegaban a superar los 350Km/h en la recta de Mulsanne, pero carecían de estabilidad y al cabo de una vuelta perdían mucho tiempo. Este problema de estabilidad provenía de la aerodinámica, la cual creaba un flujo de aire que quedaba retenido debajo de la cubierta del motor, provocando que en varias ocasiones se desprendiese y saliese volando.

Mientras que los Audi R8R consiguieron marcar unos tiempos que los colocaron en las posiciones 8ª y 11ª, los Audi R8C se tuvieron que conformar con el 22º y 28º puesto.

Audi R8C - 9

Ya en Junio, fecha en la que se disputó la carrera de las 24 horas de Le Mans, Audi Sport UK tuvo poco tiempo para poder solucionar sus problemas aerodinámicos.

La clasificación de las 24 horas de Le Mans no cambió mucho respecto con la clasificación de los test previos. Los Audi R8R consiguieron las posiciones 9ª y 11ª, mientras que los Audi R8C se conformaron con las posiciones 20ª y 23ª.

Audi R8C - 10

Una vez en carrera, ambos prototipos tuvieron que lidiar con bastantes problemas con las cajas de cambios a lo largo de la carrera. Mientras que el equipo Audi Sport Team Joest conseguía hacer frente a estos problemas con sus Audi R8R, Audi Sport UK veía como unos de sus Audi R8C #9 decía adiós a la carrera y se retiraba en la vuelta 55. El otro vehículo, con el dorsal 10, consiguió llegar a mitad de carrera, pero en la vuelta 198 también rompió la caja de cambios.

Los Audi R8R finalizaron en 3ª y 4ª posición, por delante de marcas como Mercedes Benz, Toyota, Panoz y Nissan. La victoria la logró el BMW V12 LMR desarrollado en conjunto por BMW y el equipo Williams. La segunda posición fue para uno de los Toyota GT-One, que competía para la categoría LM-GTP.

Audi R8C - 11

Después de Le Mans, Audi tuvo que decidir qué proyecto desarrollaría, si seguir con el desarrollo del R8R, o seguir con el del R8C. La decisión no fue difícil de tomar, solo había que echar un vistazo al pésimo papel que hizo el R8C en Le Mans para decidirse por desechar ese proyecto y seguir con el prototipo abierto.

El Audi R8R se convirtió finalmente en Audi R8, a secas, pero lo único que tenía en común con su predecesor fue el motor. Y aunque se estrenó en la siguiente temporada en las 12 horas de Sebring, los dos Audi R8R de la temporada anterior volvieron a competir en dos carreras de la American Le Mans Series, en los circuitos de Charlotte Motor Speedway y Silverstone.

Ficha técnica - Audi R8C