Quizás te puedan interesar el resto de publicaciones de la serie:

 

Breve historia: los podios de Le Mans - 1958

1958: Olivier Gendebien/Phil Hill – Ferrari 250 TR/58

Jaguar logró igualar el record de victorias absolutas de Bentley, pero en 1958 las cosas iban a cambiar. El ACO cambió la reglamentación y ahora el máximo de cilindrada se redujo hasta los 3.0 litros. Ferrari y Jaguar tuvieron que cambiar sus motores de 3.8 y 3.4 litros respectivamente y adecuarlos a las reglas. Fue Aston Martin quien salió ventajosa de esta decisión, con un motor de 3.0 litros con seis cilindros en línea más que probado en ediciones anteriores.

Stirling Moss lideró el inicio de la prueba con su compañero de equipo Tony Brooks en segunda posición seguido de los Jaguar y Ferrari. Los Jaguar pronto comenzaron a tener problemas, rompiendo pistones quedando fuera de carrera las dos unidades pilotadas por Ninian Sanderson y Jack Fairman. El tercero de los Jaguar D-Type, el de Maurice Charles/John Young sufrió un accidente poco después, al que le siguió la rotura del motor del Aston Martin DBR1/300 de Stirling Moss.

A 12 horas del inicio de la prueba ya se habían retirado 20 vehículos, la mayoría de ellos por accidentes debido a la lluviosa y dura edición de aquel año. La luchaba quedaba entre los Ferrari 250 TR/58, los Aston Martin DB3S, los Porsche 718 RSK y un solo Jaguar D-Type. Este último, pilotado por el dúo de ganadores Duncan Hamilton/Ivor Bueb se tuvo que retirar a cuatro horas del final cuando rodaba en segunda posición a causa de una salida de pista tras encontrarse con otro coche en medio del trazado.

Finalmente la prueba terminó con la victoria del Ferrari 250 TR/58 de Olivier Gendebien/Phil Hill, seguido de Aston Martin DB3S de Peter Whitehead/Graham Whitehead y el Porsche 718 RSK pilotado por Jean Behra/Hans Hermann. Ferrari consiguió su tercera victoria en Le Mans, Jaguar perdió su racha y Porsche consiguió su primer podio.

Breve historia: los podios de Le Mans - 1959

1959: Carroll Shelby/Roy Salvadori – Aston Martin DBR1

Para defender el título Ferrari mejoró sus 250 TR, al igual que Aston Martin preparó y puso en pista sus mayores esfuerzos. Ambos equipos con las mejores plantillas de pilotos, unos con mucha experiencia en pruebas de resistencia y otros rapidísimos pilotos de la Formula 1, lo que además aumentaba el atractivo de la prueba. Jaguar mantuvo su presencia aunque con un solo D-Type en manos del equipo Ecurie Ecosse sin apoyo de fábrica. Porsche mantuvo sus 718 RSK y eran los rivales a batir en la categoría de cilindrada media, la de 1.5 y 2.0 litros.

Un año más la lluvia amenazaba la prueba. Una fuerte tormenta calló sobre La Sarthe unas horas antes de la prueba, pero a la hora de la salida el trazado estuvo limpio y parcialmente seco. También un año más, Stirling Moss lideró la prueba en los primeros compases, seguido de su compañero de equipo que debía mantener a raya a los Ferrari. Sin embargo, en la vuelta 17, el Ferrari 250 TR/59 de Jean Behra/Dan Gurney, pilotado por el primero, pasó a Stirling Moss en la recta de Hunaudieres, liderando a lo largo de las horas siguientes.

Transcurrida la mitad de la prueba, el Ferrari continuaba liderando, pero tanto el Jaguar como la mayoría de las unidades oficiales de Aston Martin y Ferrari se tuvieron que ir retirando a medida que las mecánicas llegaban a sus momentos decisivos. A las 11 de la mañana, el Ferrari líder de Olivier Gendebien/Phil Hill tuvo que entrar a boxes con problemas de sobrecalentamiento. Los problemas prácticamente se solucionaron, pero pocas vueltas después el motor rompió y se fueron al traste todas las esperanzas de la Scuderia Ferrari.

Aston Martin lideró la prueba desde entonces y el dúo formado por Caroll Shelby/Roy Salvadori ganó la prueba a una vuelta del segundo DBR1/300 de Maurice Trintignant/Paul Frére, seguido del Ferrari 250 GT LWB del equipo Equipe Nationale Belge formado por los pilotos Jean Blaton/Leon Dernier. Los británicos lograron su primer triunfo en las 24 horas de Le Mans desde que comenzasen a participar en 1928 e ininterrumpidamente desde 1931.

Breve historia: los podios de Le Mans - 1960

1960: Olivier Gendebien/Paul Frére – Ferrari 250 TR59/60

La edición de 1960 volvió a verse sacudida por la presencia de las lluvias torrenciales. Ferrari siguió luchando por la victoria absoluta, aquel año con los 250 TR59/60, basados en los mismos vehículos del año anterior pero modificados para vencer la mala fiabilidad de la anterior edición. Aston Martin, en cambio, se centró en la Formula 1 tras haber ganado las 24 horas de Le Mans del año anterior, lo que dejaba a los italianos al frente de la prueba.

Sin embargo, otros italianos habían entrado en el ruedo. Maserati y sus Tipo 61 habían demostrado ser rápidos. Pero el comienzo de la carrera fuera liderado por el Aston Martin DBR1/300 del equipo privado pilotado por Jim Clark/Roy Salvadori, seguido del Jaguar E2A de Dan Gurney/Walt Hansgen.

Transcurridas las tres primeras horas comenzó a llover y el ritmo de los Ferrari mejoró, poniéndose en cabeza el dúo de pilotos Olivier Gendebien/Paul Frére seguido del Ferari 250 TRI/60, del Aston Martin y el Jaguar D-Type de Ecurie Ecosse. Detrás de ellos rodaba el Maserati Tipo 61 que poco después se retiró.

Finalmente la prueba fue para el Ferrari 250 TR59/60 de Olivier Gendebien/Paul Frére, seguido del Ferrari 250 TR59 de André Pilette/Ricardo Rodríguez y el Aston Martin DBR1/300 de Jim Clark/Roy Salvadori. Las cuatro siguientes posiciones también fueron copadas por Ferrari, por lo que si no hubiese sido por el Aston Martin de los británicos, Ferrari habría llenado las seis primeras posiciones de la general.

Breve historia: los podios de Le Mans - 1961

1961: Olivier Gendebien/Phil Hill – Ferrari 250 TRI/61

La edición de 1961 fue un nuevo reto para Ferrari, que luchaba por su quinta victoria en las 24 horas de Le Mans e intentaría igualar a Bentley y Jaguar. Aston Martin mantuvo su presencia con el equipo privado de Borders Reivers y sus DBR1/300, mientras que Maserati continuó apostando por la prueba, en esta edición con el Tipo 63, mientras que Porsche con el RS61 Spyder.

Sin embargo, Maserati aún estaba lejos de rendir al nivel que Ferrari había logrado a base de años de competición. Aston Martin logró ponerse en cabeza y fue el primero en atravesar el puente de la curva Dunlop, aunque fue pronto superado por los Ferrari en Hunaudieres,  ganando esta última edición con el 250 TRI/61 pilotado por Olivier Gendebien/Phil Hill seguido de Willy Mairesse/Mikes Parkes con otra de estas unidades. La última posición del podio fue para el Ferrari 250 GT SWB de Pierre Noblet/Jean Guichet.

El Aston Martin rompió a mitad de carrera cuando rodaba en quinta posición, mientras que Maserati consiguió terminar una vez más aunque en cuarta posición. Porsche se tuvo que conformar con la quinta plaza.

Breve historia: los podios de Le Mans - 1962

1962: Olivier Gendebien/Phil Hill – Ferrari 330 TRI/LM Spyder

Ferrari ya había conseguido igualar las cinco victorias absolutas de Jaguar y Bentley. Ahora tocaba superarlas. Para conseguirlo contaban con el 330 TRI/LM Spyder, el último de los Testa Rossas y el último Sports Car de Ferrari en montar un motor frontal. En la categoría de los GT también estaban los 250 GTO de competición, aunque sin ser puesto oficialmente por Ferrari.

Para luchar también por la victoria entró Porsche con los 356B, Jaguar con los E-Type y Aston Martin con los DP212, tras volver oficialmente tras su bochornoso paso por la Formula 1. Sin embargo, todos estos poco pudieron hacer con una Ferrari que estaba en su mejor momento y que contaba con el gran apoyo de sus fans. La probada mecánica finalmente venció a lo largo de 331 vueltas, con los pilotos Olivier Gendebien/Phil Hill a bordo del Ferrari 330 TRI/LM.

En segunda posición y a cinco vueltas perdidas sobre el líder entró el Ferrari 250 GTO de Pierre Noblet/Jean Guichet, seguido del 250 GTO de Leon Dernier/Jean Blaton que cerraba el podio. Ferrari se convirtió en el fabricante que más victorias había cosechado en la dura y mítica prueba de las 24 horas de Le Mans con un total de seis.