El Chaparral 2J fue el sucesor del desastroso vehículo fabricado por Chaparral Cars y Jim Hall, el Chaparral 2H. Este nuevo proyecto nacía con una nueva y revolucionaria forma de entender la aerodinámica para poder hacerse con la tan aclamada victoria del campeonato Can-Am (Canadian American Challenge Cup)

Jim Hall, fundador de Chaparral Cars, traía bajo el bolsillo, o más bien dentro de su cabeza, el denominado efecto suelo. Para poder conseguirlo, el Chaparral 2J adoptó una carrocería cuadrada, de forma simple y sin ningún aditamento aerodinámico, a excepción del alerón trasero que mejoraba la tracción al pegar el eje trasero al asfalto.

Chaparral 2J - 2

Hasta aquí, no había nada nuevo. Lo nuevo vino cuando se instalaron dos ventiladores en la parte trasera del vehículo. Estos ventiladores estaban unidos a un motor de moto de nieve de 45CV. Y gracias a ellos se expulsaba rápidamente el aire que pasaba por debajo del vehículo, creando una zona de baja presión que hacía que el coche fuese succionado contra el suelo.

Chaparral 2J - 3

Además, para mejorar este efecto, se instalaron unas faldillas en los laterales del vehículo que estaban unidas a la suspensión de cada rueda para que se mantuviesen en todo momento a pocos milímetros del suelo. Con ello se conseguía canalizar el aire que pasaba por debajo del vehículo para mandarlo directamente a la parte trasera, donde estaban localizados los ventiladores.

Chaparral 2J - 4

Pero como Jim Hall bien sabía, solo con aerodinámica no se ganaban las carreras. Así que montó el mismo motor Chevrolet V8 de 7.6 litros que montaba el anterior Chaparral 2H de la temporada anterior, el cual producida una potencia máxima de 760CV a 6.800rpm. El enorme motor Chevrolet era capaz de producir una cantidad exagerada de par, siendo de 881Nm a un régimen de vueltas de 5.600rpm. Unida a este motor se instaló una caja de cambios semi-automática de 3 velocidades, como marcaban los estándares de Chaparral Cars a lo largo de toda su historia.

Chaparral 2J - 5

La fabricación del chasis monocasco volvió a ser algo más convencional con respecto al anterior 2H, pues estuvo fabricada con aleación de aluminio revestido con una carrocería de paneles de fibra de vidrio. El peso del vehículo, con los órganos mecánicos montados, quedó estipulado en 820 kilogramos, lo que otorgaba una gran relación potencia/peso de 0.93CV/Kg.

Chaparral 2J - 6

1970. Como todo coche fabricado por Chaparral Cars, la fiabilidad nunca fue su punto fuerte, de hecho, siempre era el talón de Aquiles. Y como con el anterior 2H, los retrasos se hicieron presentes en el equipo. De seis pruebas que iban a componer el calendario de Chaparral en el campeonato Can-Am, finalmente solo fueron cuatro de ellas en las que se pudo llegar a tiempo.

El piloto de Formula 1, Jackie Stewart, fue contratado para la primera de las pruebas en las que si compitieron. En el circuito de Watkins Glen, Stewart se colocó en 3ª posición durante la sesión de clasificación. Desde el principio del fin de semana, el Chaparral 2J resultó tener una velocidad y un paso por curva increíble, pero aclimatarse a la gran aerodinámica generada requería un tiempo y mucha práctica.
Ya en la carrera la baja fiabilidad de la que Chaparral Cars ha pecado a lo largo de toda su historia se hizo presente. Un fallo en el sistema de frenos dejó fuera de carrera a Jackie Stewart y a la esperanza de Jim Hall.

Chaparral 2J - 8

El piloto Vic Elford fue contratado para las siguientes pruebas del campeonato: Road Atlanta, Laguna Seca y Riverside. En la primera de ellas, Road Atlanta, la posibilidad de hacerse con el triunfo se hizo patente a lo largo y ancho de los boxes, cuando Vic Elford clasificó el 2J en primera posición, a casi 1 segundo del segundo clasificado.
La velocidad por fin dio al equipo las esperanzas de hacerse con la victoria en una prueba, tan solo faltaba que la fiabilidad se pusiese de su lado. Una cosa que parecía imposible que sucediese, incluso en aquella prueba, pues la cantidad de fallos mecánicos que surgieron a lo largo de la prueba relegaron a Vic Elford hasta finalmente la 6ª posición.

Chaparral 2J - 8

En la carrera de Laguna Seca la fiabilidad no mejoró, de hecho, empeoró. Vic Elford no pudo tomar la salida debido a la rotura del motor durante la sesión de Warm-Up.
La última prueba del campeonato, Riverside, fue una combinación de las dos carreras anteriores. Elford llegó a hacerse con la pole position para la carrera del domingo, pero a 5 vueltas del inicio de la carrera el motor del Chaparral 2J volvió a romperse y con ello toda posibilidad de victoria en el campeonato.

Chaparral 2J - 9

Finalmente la FIA prohibió el uso del vehículo fabricado por Jim Hall debido a las acusaciones que los pilotos y equipos vertían sobre el 2J. Los pilotos se quejaban de la cantidad de piedras que los ventiladores proyectaban contra ellos. Además, a los equipos les convenía quejarse del vehículo de Jim Hall y lanzaron acusaciones contra el doble ventilador que incorporaba, por lo que la FIA prohibió su uso alegando que estaban prohibidos los elementos movibles.

Chaparral 2J - 10

El Chaparral 2J marcó el final de los vehículos fabricados por el “loco” ingeniero Jim Hall, quien fundó la empresa para poder fabricar los vehículos que él siempre había soñado y que tantos quebraderos de cabeza le dio en el futuro. Un ingeniero que veía la aerodinámica como la mejor manera para hacerse con la victoria en los revirados circuitos construidos a lo largo del globo. Sin embargo, la fiabilidad mecánica a la que siempre estuvieron expuestos sus creaciones dieron al traste todas las opciones de hacerse con el triunfo.

Ficha tecnica - Chaparral 2J