El Lotus 92 era un monoplaza del Campeonato del mundo de Formula 1 que participó en la temporada de 1983. Diseñado por Martin Ogilvie junto con el fundador del equipo Colin Chapman, antes de que falleciese en diciembre de 1982, el Lotus 92 era el sucesor del Lotus 91, una actualización a la nueva reglamentación de la FIA que prohibía los túneles debajo de los suelos de los monoplazas que generaban el denominado efecto suelo. Debido a las altas velocidades obtenidas por los monoplazas durante las temporadas anteriores, la FIA se vio obligada a cortar el grifo de los túneles inferiores y de las faldillas laterales.

Lotus 92 - 2

Al igual que el Lotus 91, el chasis estaba fabricado con fibra de carbono y paneles de kevlar que hacían más resistente el conjunto. El mayor cambio con respecto al predecesor era el fondo plano que obligaba montar la FIA bajo los monoplazas, por lo que el downforce que se generaba quedaba solo a expensas de la forma aerodinámica de la carrocería. La suspensión estaba formada por brazos oscilantes dobles, amortiguadores con muelles helicoidales y barra estabilizadora delantera y trasera. La suspensión trasera era de geometría tipo push-rod. Ambas, delantera y trasera, estaban comandadas mediante unas válvulas neumáticas que lograban mantener al Lotus 92 lo más plano posible en cualquier frenada, aceleración o curva. Lo que comúnmente fue denominado como suspensión activa. Para frenarlo, contaba con frenos de disco en las cuatro ruedas.

El motor, al igual que el Lotus 91, era el Cosworth DFY de ocho cilindros en V con 3 litros de cilindrada que producía una potencia máxima de 490 CV a 10.750 revoluciones por minuto. La caja de cambios de cinco velocidades transmitía el par de giro de hasta 353 Nm del cigüeñal a las ruedas traseras mediante un embrague manual.

Lotus 92 - 3

El Lotus 92 estuvo listo para participar desde el primer Gran Premio de 1983, con una plantilla de pilotos formada por Nigel Mansell y Elio de Angelis. Sin embargo solo el piloto británico, Mansell, era quien iba a pilotar el nuevo monoplaza. De Angelis sería el encargado de realizar la temporada con el también nuevo 93T con un motor turbo de origen Renault.

En el primer Gran Premio, en Brasil, de Angelis se vio forzado a pilotar el Lotus 92 muleto debido a que el motor Renault del 93T se rompió durante la vuelta de calentamiento. Esto llevó a su posterior descalificación al haber cambiado su participación con un motor Renault a otra con un motor Cosworth. Nigel Mansell en cambio terminó doceavo, muy por detrás -2 vueltas- del primer clasificado.

Lotus 92 - 4

El Lotus 92 duró solamente ocho Grandes Premios, tras el cual fue sustituido por el Lotus 93T -un Gran Premio más tarde, ambos 93T fueron sustituidos por los 94T-. Hasta entonces, Nigel Mansell terminó solo cuatro carreras, con tres doceavas posiciones y un sexto puesto como mejor resultado. Con este baile de monturas, Lotus terminó la temporada con 11 puntos y en octava posición.

Fue el último monoplaza no turbo diseñado y fabricado por Lotus hasta que estos fueran prohibidos por la FIA en 1989. También fue el primero en montar una suspensión activa, algo que a Nigel Mansell le llevaba a los demonios por el extraño comportamiento del monoplaza.

Ficha técnica - Lotus 92