Osella es un fabricante y equipo italiano de vehículos de competición que, a lo largo de su historia, ha pasado por campeonato de monoplazas, como la Formula 2 y la Formula 1, y campeonatos de Sports Cars, como el World Sportscar Championship -WSC-. Comenzó a mediados de los años sesenta, con su fundador Vicenzo Osella compitiendo en pruebas nacionales e internacionales con vehículos fabricados por Abarth. En 1975 fabricó su primer monoplaza, el Osella FA2, y lo hizo competir en el campeonato de Formula 2, donde obtuvo buenos resultados. Al año siguiente, con la misma montura, el equipo no llegó a rendir al mismo nivel, lo que sumado al alto coste económico acabó por abandonar el campeonato a mediados de la temporada.

Para hacer frente a estos problemas económicos, Vicenzo Osella decidió fabricar varias unidades de un monoplaza que diseñaría para los campeonatos de Formula 3, el Osella FA3. Estos formulas podían montar un motor Toyota o Lancia, pero no logró vender una gran cantidad de ellos. En 1979, el equipo Hesketh se interesó por el anterior Osella FA2 con la misma intención de competir en el campeonato de Formula 2.

Con Eddie Cheever como piloto, el equipo Hesketh se hizo con tres victorias a lo largo de aquella temporada. Con estos buenos resultados, Osella decidió fabricar su primer monoplaza de Formula 1 para la temporada de 1980. El FA1 resultó ser pesado y poco aerodinámico, lo que hizo que Eddie Cheever solo lograse finalizar el Gran Premio de Italia, haciéndolo en doceava posición.

Osella - 2

El paso por la Formula 1 fue realmente tortuoso. Durante los primeros años los monoplazas de Osella montaron el motor V8 Ford Cosworth DFV, para después en 1983 cambiar por los V12 de Alfa Romeo. Un año antes, en 1982, Jean-Pierre Jarier logró lo imposible al terminar cuarto en el Gran Premio de Italia, durante una carrera en la que la parrilla la formaron solo catorce monoplazas.

Los resultados tampoco mejoraron con el motor de la italiana Alfa Romeo. Tampoco ayudaba el baile de idas y venidas de pilotos, donde a cada temporada estos cambiaban de equipo, e incluso durante la temporada. Los buenos resultados nunca llegaron, aunque al menos lograron finalizar más Grandes Premios desde el cambio de motor. Un motor que no era brillante pero que, aun así, Alfa Romeo quiso desligarse y Osella se vio obligada a cambiar el nombre por el de su propia marca, aunque siguiese siendo la misma mecánica.

En 1989 Osella volvió a cambiar a Cosworth, ahora con el DFR V8 de 3.5 litros. Una buena mecánica que dejo buenos sesiones de clasificación, llegando a salir desde la décima posición. Sin embargo, la fiabilidad brillaba por su ausencia y los resultados finales fueron tremendamente malos. Al final, en 1990, tras diez años en la Formula 1, Osella vendió la mayor parte de su participación a la compañía de Gabriele Rumi, Fondmetal, pasando el equipo a llamarse como su nuevo principal sponsor.

Osella - 3

Mientras Vicencio Osella estaba enfrascado en el mundo del gran circo, también fabricó Sports Cars que participaron en campeonatos como la Can-Am, donde en 1984 el Osella PA10 terminó tercero en la categoría de dos litros. Con los buenos resultados obtenidos con los Sports Cars, Vicenzo Osella decidió centrarse en el diseño y fabricación de este tipo de vehículos, algo que ha hecho desde entonces hasta la actualidad. Sus nuevos vehículos consiguieron el campeonato europeo de subidas de montaña -European Hillclimb- entre 1997 y 1999. Una especialidad en la que los Osella siempre copan los primeros puestos.

Osella - 4